download

Exposiciones

Miquel Barceló, ceramista

La retrospectiva, que se podrá visitar hasta el 30 de junio, reúne alrededor de un centenar de obras realizadas en cerámica por el reconocido pintor y escultor, así como algunos cuadros o cuadernos

Miquel Barcelo. Sense títol, 2023. VEGAP Barcelona 2024
Miquel Barceló, ceramista

En 1988 Miquel Barceló pisó Mali por primera vez y sufrió lo que se conoce como “el mal de África”, quedó cautivado. A lo largo de dos décadas, realizó largas estancias en el pueblo de Gogolí, donde tenía una pequeña casa taller, cerca de un acantilado. El documental El cuaderno de barro (2011), dirigido por Isaki Lacuesta, retrata los últimos momentos de la vinculación del pintor con el país de los dogón debido a la complicada situación política de la región. En la escena final del filme, el artista recuerda, mientras dibuja en una de las paredes de la cueva de los leones, como se inició en la cerámica, a mediados del noventa: “Empecé a trabajar la arcilla cuando hacía demasiado viento para pintar, soplaba el harmattan, un viento que lo arrastra todo: el lienzo, el papel... Así que vi que no podía pintar aquí.” Y sigue razonando en francés, sin mirar a cámara: “Lo que me gusta de la arcilla es que se puede hacer y rehacer infinitamente, y empezar siempre de nuevo. La arcilla guarda el recuerdo de todo, de una caricia, de una vez, una marca. Siempre he considerado la arcilla como una técnica, una forma pictórica, aunque para mí todo es extensión de la pintura.”

Miquel Barceló, ceramista

La retrospectiva Todos somos griegos, que presenta la Fundación Catalunya la Pedrera del 8 de marzo al 30 de junio, reúne un centenar de piezas, entre cerámicas, pinturas y cuadernos de notas realizados a lo largo de treinta años. Enrique Juncosa, comisario de la muestra y gran conocedor del trabajo del mallorquín, propone un recorrido cronológico por la obra en barro de uno de los más destacados y reconocidos creadores del panorama artístico internacional. La exhibición se inicia con las primeras piezas africanas, que datan de 1994, realizadas a partir de la técnica tradicional de la zona, donde a menudo la arcilla se mezcla con heces de animales, como Pinnochio muerto o Masque. Se trata de obras extremadamente frágiles; de hecho, muchas de las creadas durante este período de descubrimiento no se conservan, pero han tenido una fuerte influencia en toda su producción posterior. A lo largo de la década, Barceló sigue aprendiendo la técnica y amplía las posibilidades del nuevo lenguaje a una tejera mallorquina ya un taller especializado en Les Rairies, en Francia, de donde saldrán, entre otros, Dinosaurio fossile I y Cap de boc II.

Miquel Barceló, ceramista Barceló. Tòtem, 2019 © Miquel Barceló, VEGAP, Barcelona, 2023

Con el nuevo siglo, en 2001, se desplaza a Vietri sul Mare, cerca de Nápoles, donde desarrolla el imponente retablo del Santísimo, en la catedral de Mallorca, que representa los célebres milagros bíblicos de la multiplicación de los panes y los peces y la conversión de agua en vino a la boda de Caná, inaugurado en 2007 y del que se incluyen algunos estudios preparatorios. Ese mismo año, estrena en el Festival de Aviñón la performance Paso doble, ideada conjuntamente con el coreógrafo Josef Nadj, en la que trabajan cuerpo a cuerpo a partir de un muro de arcilla fresca. Un año después, adquiere una tejera en Vilafranca de Bonany, donde experimenta sobradamente con pigmentos y colores, como en el caso de Anfós comiendo langosta, Peces rojos y Rhododendron.

En las piezas de cerámica de Barceló –ha gestado cerca de cuatro mil–, resuenan las temáticas y motivos que ejecuta sobre lienzo y papel, proliferan formas primitivas y representaciones animales, botánicas o marinas. El artista da forma al barro con la misma contundencia que se enfrenta a la pintura. A lo largo de los últimos años, crea una serie de obras con ladrillos de barro que llama Tótems. Se trata de unas construcciones que, según se disponen, evocan yacimientos arqueológicos, capiteles griegos o precolombinos o incluso monstruos y animales fantásticos. La exposición, que toma el título de una cita del poeta romántico inglés PB Shelley [“Todos somos griegos. Nuestras leyes, nuestra literatura, nuestra religión, nuestras artes tienen sus raíces en Grecia”], incorpora cuadernos preparatorios alusivos a los proyectos llevados a cabo en diferentes períodos y localizaciones, como Quadern, la cocida, diciembre 1996 ( Can Murtó, Artà) o Cuaderno, julio-agosto 2021 (Grecia).

JP_Bonart-180x180-Online_SS_Bonart-180x180-Online

Te pueden
interesar
...

Banner-Consuelo-Kanaga-1280x150px_v1-cat-1