Bonart_banner-1280x150_FONS-AVUI-90

Noticias

Francesc Balada cierra su dedicación al Archivo Nacional

Con la jubilación el pasado 21 de febrero, deja atrás 37 años de servicio continuado en el centro, casi diez desde la dirección

Francesc Balada cierra su dedicación al Archivo Nacional
bonart barcelona - 03/04/24

Tras 37 años de servicio en el centro y casi una década ocupando con la máxima dedicación la dirección del Archivo Nacional, el pasado 21 de febrero Francesc Balada i Bosch (Caldes de Montbui, 1957) inició su tiempo de jubilación. Ha sido protagonista principal de la formación del Archivo Nacional como el más potente en la estructura de equipamientos del patrimonio documental de la Generalidad de Cataluña.

Francesc Balada i Bosch se incorporó al Archivo Nacional en 1987, cuando era director Casimir Martí i Martí. Desde el principio , fruto de sus aptitudes, se encargó de administrar el centro, al convertirse en mano derecha de Casimir Martí y posteriormente del nuevo director, Josep Maria Sans i Travé.

Durante aquellos primeros años, aparte de ocuparse de la gestión de los recursos económicos y personales del Archivo, participó activamente en las reuniones con los arquitectos para definir cuáles debían ser las funcionalidades la nueva sede, inaugurada en abril de 1995. Bajo su guía se produjo el traslado de toda la documentación conservada en ese momento a los viejos locales de la calle Villarroel de Barcelona, la maquinaria y el personal al nuevo edificio situado en la localidad de Sant Cugat del Vallès.

El gran impulso a la consolidación del Archivo Nacional

A partir de ese momento se inicia una etapa de consolidación de la institución. El mismo año 1995 se publica el Decreto 2/1995, de 10 de enero, de reestructuración del Archivo Nacional de Cataluña que dota al centro de diferentes órganos que se ajustan a las nuevas funciones desarrolladas ya las necesidades surgidas a lo largo de estos años. Es también en 1995 cuando Francesc Balada es nombrado subdirector del Archivo, cargo que ocupó hasta el año 2015, cuando pasó a ser el director.

En su etapa como subdirector se inició la informatización del centro, con un software informático realizado a medida, que gestiona todos los procesos archivísticos. También en esta época, vio la luz el portal 'Archivos en Línea' donde, quien lo desee, puede consultar online los fondos y documentos que son accesibles. Asimismo, a lo largo de estos años se produjo el volumen más significativo de ingresos y no sólo de fondos procedentes de la Administración de la Generalitat sino también de fondos privados que confiaron en el Archivo Nacional para custodiar la documentación de la que eran propietarios. También es en esta época cuando se produce el retorno de buena parte de la documentación catalana incautada al terminar la Guerra por las tropas franquistas y que hasta entonces era conservada en la ciudad de Salamanca. Por último, es en este período cuando el Archivo obtuvo el Certificado de calidad de acuerdo con la norma calidad ISO 9001, convirtiéndose en el centro archivístico pionero en el desempeño de un Sistema de gestión de la calidad.

A partir del año 2015, Francesc Balada es nombrado director del Archivo Nacional. Desde esta posición, ha coordinado la implantación de diversos planes estratégicos del Archivo Nacional con el fin de fijar, con la participación de toda la plantilla, unos objetivos y compromisos a alcanzar en un plazo de 3 años. También ha impulsado la aprobación del Decreto de secciones del Archivo Nacional para que archivos privados que tengan documentación de alcance nacional y de especial relevancia y que estén dados de alta en el Servicio de Archivos de Cataluña puedan convertirse en secciones. Asimismo, ha apostado activamente por la digitalización de los fondos documentales conservados en el centro con el fin de preservar la documentación original y hacerla accesible a la ciudadanía a través del portal 'Archivos en Línea' (los 12,5 millones de archivos digitales que actualmente conserva el Archivo son una buena prueba de ello).

Su legado en la institución

Francesc Balada deja el Archivo Nacional con una estructura orgánica mucho mejor definida y adaptada a sus actuales funcionalidades, con la reciente creación de cuatro nuevas plazas de responsables de ámbitos que configuran la institución con una estructura orgánica más potente. Queda pendiente iniciar las obras de ampliación de la nueva sede, que permitirán disponer de hasta aproximadamente 22 km de estanterías para depósitos documentales en armarios compactos, así como ampliar las salas de elección y mejorar el área de recepción de documentación .

El director ha estado al frente de un equipo de profesionales que han contribuido de forma muy activa a hacer del Archivo Nacional el Archivo más importante del país, así como un centro líder y prescriptor de políticas de archivo relacionadas con el tratamiento , la conservación y la difusión de los fondos documentales del país. ¡Ahora sólo nos queda agradecerle su dedicación durante todos estos años y desearle una muy feliz jubilación!

Ha sido protagonista principal de la formación del Archivo Nacional como el más potente de los propios de la Generalitat de Catalunya

JP_Bonart-180x180-Online_SS_Bonart-180x180-Online

Te pueden
interesar
...

GC_Banner_TotArreu_Bonart_817x88