canal-mnactec-1280-150

Entrevistas

Mireia Massagué: “Todo el mundo tiene claro que Chillida Leku merece estar abierto y que no es el jardín privado de nadie”

La conmemoración del centenario del escultor este 2024, ha supuesto una mayor visualización del museo y ha puesto de relieve la apuesta por conectarse con nuevos creadores y abrirse a nuevos estudios sobre la obra del artista

Foto Iñaki Luis Luznorte Films
Mireia Massagué: “Todo el mundo tiene claro que Chillida Leku merece estar abierto y que no es el jardín privado de nadie”

Después de trabajar como directora en el Gaudí Exhibition Center y ganar experiencia en el Teatro Nacional de Cataluña, la catalana Mireia Massagué asumió el cargo de directora del Chillida Leku en octubre de 2018. El museo fue fundado por Eduardo Chillida y cuenta con la colección más amplia del artista, que este año se conmemora el centenario de su nacimiento. La dirección de Chillida Leku colabora con la familia Chillida, propietarios de la finca, y con la galería internacional Hauser & Wirth, responsables de la gestión del museo.

¿Cómo ha sido el proceso de reapertura del museo Chillida Leku?

Hace algo más de cinco años que me puse en marcha con el proyecto de reapertura del museo Chillida Leku. Supuso tomar un museo que estaba pensado con óptica del siglo XX y que había que actualizarlo y ponerlo al día. El arte siempre se había conservado en el museo, pero lo que debía actualizarse era la experiencia al visitante, los servicios y la manera de dirigirnos al público. Cuando hablamos de actualizar el museo, no sólo es poner wifi o fibra, cambiar las luces o poner leds, sino que también significa encontrar una nueva manera de dirigirte a tu público. Yo creo que un museo sin el apoyo de la comunidad, de la sociedad, carece de sentido. Uno de los principales objetivos de la reapertura es buscar un camino hacia la sostenibilidad en todos los sentidos.

¿Cuál es tu percepción desde que llegaste al País Vasco?

Euskadi, Gipuzkoa y en concreto Donosti ha sufrido una transformación muy importante. Ellos mismos te explican cómo el fin de un conflicto armado, cuando finalmente se acaba a ojos del mundo y en el ámbito europeo, transforma la relación del mundo en este entorno: Donosti se vuelve un destino de "fin de semana favorito" ". El fin de semana ideal para los europeos es venir a Donosti y ha sido un destino gastronómico durante muchos años, somos el espacio con más estrellas Michelin por persona de Europa. Es verdad que es un lugar en el que la relación que tienen con la cocina ha atraído mucho al turismo. Para nosotros unir la gastronomía y el arte es un producto ganador. En este sentido, acabamos de celebrar que hace más de veinticinco años que abrió el Guggenheim. Guggenheim ha sido clave en nuestro sector para poner el arte en el centro, ya sé que es un tipo de arte muy mainstream, también enfocado al turismo, pero yo creo que más que una competencia, todo suma y, por tanto , que haya grandes nombres del arte y que Bilbao sea un destino de arte ha ayudado al ecosistema. Estamos tejiendo red y la verdad es que todos se han querido sumar.

Se reabre el museo, pero con una relación con los Hauser, ¿cómo es esa relación? ¿Cómo están las relaciones con las administraciones de aquí?

La historia del museo con la administración pública no ha sido buena en los años, porque nunca han logrado llegar a un acuerdo con la familia. En ese caso, la propiedad sigue siendo de la familia, pero con Hauser hemos profesionalizado la gestión. Y es aquí donde se crea una entidad para gestionar únicamente el museo. Entonces, desde 2018, que es cuando yo me incorporo, se hacen unas obras de actualización del espacio y contamos con un nuevo restaurante/cafetería, con un equipo local y con una gente que trabaja muy bien el producto local. Es con este acuerdo que empieza a gestionarse el museo. Es verdad que desde la administración pública hemos reconstruido puentes con todo el mundo, tenemos nuevas caras y tenemos nuevos interlocutores frente a las entidades públicas. Todo el mundo tiene claro que éste es un espacio que merece estar abierto y que no debe ser el jardín privado de nadie: tiene vocación de ser un museo abierto al público. No somos un museo que tengamos ni un patronato con organismos públicos ni una subvención directa. Tenemos algunas subvenciones por proyectos, pero nosotros contamos con el apoyo de patrocinios privados, de las entradas, de la tienda, etc.

Mireia Massagué: “Todo el mundo tiene claro que Chillida Leku merece estar abierto y que no es el jardín privado de nadie”

Han incorporado exposiciones temporales en la masía combinándolo con la exposición permanente del parque de esculturas.

Sí, empezamos con Antoni Tàpies, hicimos Joan Miró el próximo verano, el pasado verano hicimos la Phyllida Barlow y este año queríamos celebrar el centenario de una manera especial. Hemos empezado con la colección de la fundación Maeght. Maeght fue durante treinta años el galerista de Chillida y fue alguien fundamental en el desarrollo del artista. A la gente le ha gustado mucho ver la colección aquí. Y ahora, persiguiendo el centenario, la idea ha sido colaborar con la colección telefónica. Ésta tiene un origen muy particular. En los años ochenta, Jorge Semprún, que era el ministro de cultura en ese momento, llama al presidente de Telefónica y le dice que debe hacer una colección porque hay artistas que no tenemos representados en los museos estatales. Eligen artistas como Picasso, Tàpies o Chillida. Así que es una doble celebración del centenario. Sí que es verdad que con el ministerio estamos trabajando para realizar proyectos para los años entrantes.

¿Cómo afectó a la pandemia a la reapertura del museo?

Reabrimos el museo en 2019 y, en menos de un año, tuvimos que cerrar. Cuando haces una reapertura y haces una apuesta tan potente tener que cerrar en menos de un año no es fácil gestionar. Por tanto, el centenario nos ha servido también para volver a tener la excusa para hablar del artista. No debemos olvidar que Chillida fue un escultor del siglo XX, importantísimo sin el que no se explica este siglo de forma correcta. Actualmente, nuestra tarea es no sólo recuperar su obra sino también su pensamiento, su forma de trabajar, la obra pública y buscar las conexiones con las nuevas generaciones. Nos ocurre que cuando vamos por el mundo todo el que tiene más de cincuenta años conoce a Chillida, en cambio, la gente más joven no ha sido un referente para ellos.

Los retos de la digitalización versus lo físico.

Para nosotros somos un pequeño museo importante y para tener un contenido digital de relevancia hace falta una inversión considerable. Sí que es verdad que tenemos redes sociales y que el contenido del museo y los artistas nos da muchos seguidores. Pero creo que seguimos ganando a la gente cuando viene a vernos. Al ser un artista donde tienes una escultura en el exterior, puedes tocarla, puedes acercarte, puedes vivirla... no es algo que se ofrezca en todos los museos. Y creo que es una puerta para la gente joven, para acercarse al arte contemporáneo de forma diferente pero positiva. Las visitas escolares, las familiares… conectan con Chillida de forma superrápida, no tienen todos los filtros que tenemos nosotros.

Aparte, también está trabajando con las conexiones con la naturaleza.

Sí, estamos trabajando mucho toda la parte de bienestar; bienestar desde un punto de vista personal y físico. Estamos en un espacio abierto, no es un museo convencional en el que podrías sentirte más intimidado. A veces, hay grupos que necesitan expresarse de otra forma y el museo les permite estar muy a su aire sin sentirse juzgados.

Mireia Massagué: “Todo el mundo tiene claro que Chillida Leku merece estar abierto y que no es el jardín privado de nadie”

El arte contemporáneo todavía tiene ese punto de sacrílogo, de distante.

Hay personas que ven el arte contemporáneo distante, elitista o que no es para ellos… cuando el arte contemporáneo habla de nosotros en ese preciso momento. El arte que vemos de otras épocas habla de la historia de otras épocas, en cambio, el arte contemporáneo nos habla de la nuestra y debería ser la que más nos interesara. Es curioso cómo no tenemos esa educación y tenemos estas barreras aún por decir “no es para mí”, cuando en realidad precisamente es de lo que habla el arte. Quizás también se ha explicado como algo muy complicado; el arte busca los sentimientos, la intuición, las sensaciones y no guiarnos tanto por la razón.

¿Cuáles son los retos de futuro?

El hecho de que hayamos reabierto no quiere decir que todo el mundo nos conozca y que todo el mundo lo sepa, debemos mirar un poco más allá, debemos llegar a más gente y mirar cómo llegamos. Son tres patas, por un lado tenemos el mayor centro de conocimiento sobre la obra de Chillida. Tenemos un reto abriendo el archivo, hemos actualizado todo lo que es el software y el tema de gestión y estamos con temas de digitalización todavía, pero existe un tema de estudio y de investigación que apenas estamos poniendo en marcha. Falta investigación, falta publicaciones y falta apoyar a las universidades, para poder abrir el archivo y que haya nuevas voces. Es un artista que por muchos motivos la familia ha sido muy protectora y en algunos aspectos esto también hace pequeño al artista. Por tanto, en este momento de reapertura del museo significa también reabrir el artista. No todos los artistas tienen un museo y sin duda la investigación y la publicación es un tema muy pendiente en lo que es el artista.

La conexión con nuevos creadores…

Sí, la segunda pata del museo sería seguir exponiendo a nuevos artistas. Que otras generaciones le conozcan también significa conectarlo con artistas actuales. Y trabajarlo desde la exposición, hemos empezado a realizar residencias de artistas y buscar nuevos artistas contemporáneos y nuevas lecturas.

¿Y el tercer vector?

Sería tener esa relación con la comunidad y con lo que nos pasa. Somos un espacio patrimonial, tenemos un legado natural, tema de sostenibilidad, bienestar, toda esta tercera pata vinculada a ser un espacio muy particular. Esto nos conecta con la comunidad y con lo que nos sucede alrededor, que para nosotros es básico. Tener sentido por la sociedad, es uno de los retos, conectarse, el porqué Chillida Leku es importante. Para mí será la clave para que el museo tenga una sostenibilidad asegurada.

Transcripción de la entrevista al cuidado de Mariona Salinas.

BANNERS BONART_180x180GC_Banner_TotArreu_Bonart_180x180

Te pueden
interesar
...

Bonart_banner-1280x150_FONS-AVUI-90