Bonart_banner-1280x150_FONS-AVUI-90

Exposiciones

'Anónimos', de Susana Solano

La exposición, la primera retrospectiva del artista en Barcelona después de la organizada por el MACBA en 1999, se puede visitar hasta el 14 de julio en la Fundació Vila Casas. Espacios Volart

'Anónimos', de Susana Solano

Susana Solano logró una gran proyección desde finales de los años setenta hasta los noventa. Su obra se encuentra en grandes colecciones institucionales y se introdujo en los circuitos internacionales. Participó en la Documenta de Kassel (1987 y 1992), la Bienal de Sao Paolo (1987) y las Bienales de Venecia (1988 y 1993), entre otros foros. Asimismo, tuvo importantes exposiciones individuales en museos: Washington DC (1989), San Francisco (1991), Madrid (1992), Berlín (1996), Viena (1996), etc. Era un momento de gran euforia en el mercado y se recuperaron los procedimientos y lenguajes tradicionales, es decir: el retorno a la pintura ya la escultura tras la desmaterialización del objeto y las prácticas conceptuales que hasta entonces habían estado predominantes. Sin embargo, los creadores más inquietos –como es el caso de Solano– desarrollaron un trabajo que buscaba los límites de la escultura o la forma de llevarla más allá de los valores que hasta entonces la habían definido. En este sentido, unas piezas muy significativas, por ejemplo, son los artefactos en forma de jaulas, no sólo por los procedimientos y materiales sino también porque se cuestionan la noción de volumen y espacio si es que se puede hablar precisamente de estos principios en la su obra. En este sentido, en ocasiones se ha hablado de Susana Solano y otros escultores de su generación como una expresión “antiforma”. En todo caso, se trata de un trabajo que no puede concebirse sin tener en cuenta las experiencias previas de lo minimal o del povera y en general el arte conceptual en sus diversas derivaciones.

Sin embargo, en los años noventa aquella generación perdió la centralidad, con la llegada de nuevos artistas e inquietudes. Aunque Susana Solano ha tenido siempre una presencia constante en galerías e instituciones –recordamos sus espléndidas exposiciones en la Fundació Suñol (2014), en el IVAM (2019), en Artur Ramón Art (2022)–, lo cierto es que su última gran retrospectiva en Barcelona fue el lejano 1999 en el MACBA. La actual muestra en la Fundación Vila Casas, comisariada por Enrique Juncosa, se presenta como una segunda gran y necesaria retrospectiva que pretende revisar y reinterpretar, pero también reivindicar, a Susana Solano y acercarla a las generaciones jóvenes.

Cabe decir que el mundo de Susana Solano es hermético y se resiste al análisis. Ella misma ha huido de dar explicaciones. Sin embargo, parece innegable una dimensión simbólica en su escultura. Enrique Juncosa, con muchos matices, ha asociado la poética de la escultura a una estética de la melancolía que sobrevuela toda su trayectoria.

SS_Bonart-180x180-OnlineCC_Online_BONART_180X180

Te pueden
interesar
...

Bonart_banner-1280x150_FONS-AVUI-90