BANNER MY BESTYS 7

Certámenes

Cierra con éxito de público la decimoquinta edición del Sismógrafo

Cierra con éxito de público la decimoquinta edición del Sismógrafo
bonart olot - 16/04/23

La decimoquinta edición del Sismógrafo, el festival de danza y circo de Olot, cierra con éxito de público después de cuatro días de programación. La propuesta de este año ha agotado las entradas de los espectáculos de pago y los gratuitos al aire libre también han gozado de una gran afluencia de público. La directora del festival, Tena Busquets, ha destacado la cantidad de público y las propuestas variadas que se han podido ver. Ésta es la segunda edición de un festival con más consciente que apuesta por una programación artística que da voz a los retos sociales, ambientales y relacionales de la sociedad actual. Según la directora: "El lema del nuevo Sismógrafo ha tomado más sentido que nunca: somos el festival que detecta el movimiento tanto del cuerpo como del planeta".

Durante cuatro días, del 13 al 16 de abril, el festival del movimiento y el paisaje ha presentado una treintena de propuestas de artes vivas en las salas, calles y espacios singulares y naturales de la localidad. En esta segunda edición, desde la transformación en un Sismógrafo más verde, la programación ha presentado propuestas nacionales e internacionales. Entre estas, se ha podido ver ocho estrenos en Cataluña en entornos naturales singulares y propuestas íntimas para pocos espectadores con varios pases.

La programación

La programación se ha explicado a través de cuatro erupciones: se han visto propuestas relacionadas con la naturaleza muerta, con las relaciones que se establecen entre especias, con los vegetales y con los minerales.

De naturaleza muerta se ha visto 'En un día claro puedes ver para siempre', de Rosa Casado y Mike Brookes, que durante tres días se han dedicado a desmontar un coche separando minuciosamente todos y cada uno de los materiales que lo componen; Habiter, de Katia-Marie Germain, un bodegón bailado que explora la relación entre el cuerpo y el espacio, entre el cuerpo y los objetos; Ciudad Dormitorio, de Contenidos Superfluos, un site specific que se adentraba en el cementerio municipal para conocer mejor la idiosincrasia de la ciudad y el carácter de sus habitantes; y No made Land "Las vanidades", del francés Jean Michel Caillebotte, una instalación viva y monocromática hecha íntegramente con cartón, un bodegón contemporáneo.

De minerales ha habido propuestas como la galardonada FREEZE, del holandés Nick Steur, que crea esculturas en directo con piedras pacientemente colocadas; y 'De los intestinos una soga y del culo un saco de gemidos', de los leridanos Íntimos Producciones y David Climent, sobre el futuro que nos espera.

De propuestas que muestran la particularidad del reino vegetal que da lugar a proponer nuevos formatos relacionales, ha asistido piezas como Coreografías Selváticas, de la madrileña Adriana Reyes, que enlaza las artes vivas, la antropología y el mundo vegetal, donde la intérprete explica bailando las reacciones de cada planta; y Woods / Bosque, de los brasileños-portugueses Clarice Lima / Futura & Linha de fuga, un espectáculo al aire libre que ha contado con la participación de un grupo de intérpretes locales que, a través de realizar invertidas, han simulado Amazonas en proceso de deforestación.

Por último, huyendo de la mirada antropocéntrica, este año se han visto muchas piezas que se fijan en cómo se relacionan las diferentes especies que habitan el mundo. Por ejemplo, propuestas como 'Ramat simfònic', de Moon Ribas y Quim Girón, un espectáculo en el cráter de Sant Francesc, que invita al público a pastar con los propios creadores y pastores; o 'Sfumato', de Luz de Fideu, una reflexión poética, itinerante e inmersiva donde estarán las palomas quienes alimentarán a los espectadores.

Entre el resto de la programación ha destacado Opium Clippers, de la eslovena Neja Tomšič, un ensayo visual que gira en torno a una ceremonia del té y el colonialismo; Terra Rhapsody, de Vaikonur / Ester Guntín, inspirada en la ciencia ficción, que habla sobre la nostalgia de la Tierra y la fascinación por la tecnología; Maña, de la Cía. Manolo Alcántara, la construcción de un gigante arco en directo hecho de cajas muy pesadas, utilizando como única premisa la economía de esfuerzo y de movimiento.

Y este 2023 el Sismógrafo ha recuperado 'Frock', de la compañía británica de danza inclusiva Stopgap Dance Company, una pieza sobre la Inglaterra de los años 80 con artistas con diversidad funcional. El festival ha culminado en el Parc Nou en Movimiento, el programa dominical de danza y artes vivas emplazado en este marco natural incomparable y que ha traído a Olot cuatro propuestas de todo el Estado, fruto de la colaboración del Sismógrafo con la Red A Cielo Abierto.

Pese a los episodios de lluvia y viento que han acompañado a algunos espectáculos, la organización hace un balance muy positivo de esta decimoquinta edición y segunda desde la apuesta por hacerlo más verde. "En esta edición hemos vivido cuatro estaciones en cuatro días. Desde los proyectos culturales deberemos aprender a relacionarnos de otra manera con este planeta, adaptarnos y saber variar las propuestas sobre la marcha. Esto es lo que hemos hecho este año y lo logramos", ha dicho Busquets.

Sismógrafo más verde

El Sismógrafo es uno de los impulsores de la Big Pulse Dance Alliance en la red de 12 festivales y casas de danza de toda la Unión Europea que trabajan conjuntamente para fortalecer el sector. Es el único festival catalán y del estado español de la red, en la que se encuentran los festivales más importantes del continente como Dance Umbrella (Reino Unido), Julidans (Países Bajos) y Tanz im August (Alemania). El Sismógrafo consolida así su transformación en un festival situado y consciente: actualizado, sostenible y realizado para la ciudad y su entorno natural.

Banner_MaquinesdelTemps_300x250300x300

Te pueden
interesar
...

Bonart_banner-1280x150_FONS-AVUI-90