FCC-Segell-banner4
Muere Ignacio de Lassaletta, el galerista gentleman descubridor de Jaume Plensa

Opinión

Muere Ignacio de Lassaletta, el galerista gentleman descubridor de Jaume Plensa

Joan Solà barcelona - 23/11/22
Ignasi de Lassaletta en el seu despatx de la galeria de Rambla de Catalunya.
Baner_Subirachs_Bonart_360x356180x180

El pasado 12 de noviembre murió a la edad de 93 años Ignacio de Lassaletta, uno de los galeristas más singulares que ha dado Barcelona. Su familia ha querido que ese traspaso pasara discreto pero la valía humana de este hombre del arte no puede pasar desapercibido. Cerró hace pocos años su galería y puede decirse que fue el decano de su sector durante mucho tiempo. Creó la galería que llevó su nombre en 1977 con la ayuda de su mujer Liu, una persona extraordinaria, y posteriormente se incorporaría a su hijo Rod.

Ignacio de Lassaletta llevó a Barcelona a una serie de artistas sobre todo en los años noventa que de otra manera no los hubiéramos podido disfrutar. Quisiera destacar sobre todo a Benjamín Palencia, el gran pintor surrealista que participó en la vanguardia de los años treinta y al que representó. Precisamente con una exposición suya abrió la galería. Otros artistas destacados fueron Oswaldo Guayasamín, pintor comprometido políticamente; Ortega Muñoz, representante del paisajismo castellano y también Miguel Condé, pintor de gran elegancia en la representación de sus figuras. Tuvo también un contacto especial con Víctor Mira con el que trabajó, unidos por una buena amistad.

Ignacio de Lassaletta estaba muy orgulloso de haber lanzado a artistas jóvenes que después han brillado con luz propia. Jaume Plensa es bastante conocido en la actualidad, siendo considerado uno de los artistas catalanes con mayor proyección internacional. Lassaletta le apoyó en sus inicios y le hizo la primera exposición en una galería en 1983. A partir de ahí Plensa fue creciendo hasta llegar a ser el artista que todos conocemos. También impulsó la carrera de otros artistas como Jordi Pallarès. Tras la muerte de su mujer Ignasi organizó una serie de exposiciones memorables en los años noventa. Realmente podrían citarse aún más artistas a los que apoyó con casi más de cuarenta años al pie del cañón.

Ignacio de Lassaletta era una persona encantadora, con algo de gentleman, muy bien relacionada socialmente, con amigos muy fieles y una clientela que se dejaba asesorar por su buen gusto. Con gran capacidad de convocatoria sus inauguraciones eran realmente multitudinarias donde asistía lo mejor de Barcelona. Uno de sus grandes amigos fue el coleccionista de arte y mecenas Lluís Coromina, quien ha seguido un poco el relevo al relacionar arte contemporáneo y culturas ancestrales, sobre todo el amor por el continente africano. Otra persona que apoyó a Lassaletta de forma intensa en las últimas etapas fue el coleccionista y CEO de DKV Josep Santacreu

Destacó también como coleccionista de arte -le encantaba también el arte antiguo precolombino y africano- y la historiadora Maria Lluïsa Borràs le incluyó en un estudio pionero sobre los coleccionistas de arte en Cataluña que hizo por La Vanguardia en 1987.

Lo conocí a mediados de los noventa y tuve el placer de trabajar con él durante veinticuatro años aprendiendo cosas que no te enseñan en la universidad a través del trato con artistas y coleccionistas. Con su muerte desaparece uno de los últimos testigos de una época dorada del galerismo barcelonés.

Te pueden
interesar
...

817x68