banner-elscatala-817x88px
"Imago Urbis". Retrato de la Lleida del siglo XVI

Exposiciones

"Imago Urbis". Retrato de la Lleida del siglo XVI

Fins al 12 de juny 2022

Ramon Casalé lleida - 06/05/22
Baner_HaPicasso_Bonart_360x356Banner-300x250_1

En el Museo de Lleida se puede visitar la exposición Imago Urbis. La Lleida del siglo XVI , comisariada por Ester Balasch y Carmen Berlabé, conservadoras del museo. Se exhiben una treintena de piezas que sirven para entender y conocer mejor cómo era la ciudad a mediados del siglo XVI. Una época relevante, tanto desde la vertiente comercial como por su número de habitantes, puesto que la ciudad estaba considerada una de las más importantes de la Corona de Aragón. La propia Carmen Berlabé comenta: "Las piezas nos marcan la venida de fuera hacia dentro de las ideas, el conocimiento, la imprenta y la filosofía, que nos traerán este humanismo a la ciudad de Lleida."

En esa época la ciudad tenía seis mil habitantes, y la agricultura y la industria eran las principales actividades comerciales. Era un momento complicado por Cataluña, y sobre todo por Lleida, ya que todavía se estaban recuperando de la Guerra Civil acaecida en la segunda mitad del siglo XV, entre el rey Juan II de Aragón y los remences enfrentados al Consejo del Principado y la Diputación General. Fue el primer conflicto civil en el que se utilizaron preferentemente las armas de fuego.

Respecto a la exposición, cabe destacar la reproducción de un dibujo de la ciudad de Lleida que ocupa toda una pared de la sala principal realizado por el dibujante flamenco Anton van den Wyngaerde, en 1563, encargado por el rey Felipe II, que sirve para descubrir cómo era la ciudad en aquella época a través de los edificios más relevantes: la catedral, el Palacio del Rey, las iglesias de San Lorenzo, San Martín, San Juan, San Andrés y la Magdalena, así como varios conventos y la antigua pedido templario de Gardeny. Además, dibujó varias ciudades de la Corona de Aragón. El documento original está en la Biblioteca Nacional de Austria. También se expone un conjunto de piezas del terno del primer papa Borja, Calixto III, que consta de tres partes, la del oficiante, la del diácono y la del subdiácono. Se muestran una casulla, dos collarines, dos dalmáticas, un cubrecalle, dos estolas, una capa pluvial con su gorro, un maniplo y una bolsa de corporales. Otra obra significativa es una pintura al óleo sobre madera del eccehomo proveniente del convento leridano de Els Agustins, situado en el barrio de Cappont, que recuerda el mural que hace diez años se restauró de forma muy desafortunada en una iglesia de la localidad aragonesa de Borja.

También hay una serie de objetos de lujo, como por ejemplo un plato del taller de Manises, procedente de Pisa, que posiblemente formaba parte de la vajilla de una casa acomodada, decorado con reflejo metálico, técnica procedente del mundo árabe . Del pintor gótico Pere Garcia de Benavarri, capital del condado de Ribagorça, se muestra Decapitación de san Juan Bautista , que formaba parte del compartimento del retablo mayor de la antigua iglesia de San Juan de Lleida. El edificio estaba situado en el centro de la ciudad, donde se producían los eventos más relevantes. En la iglesia también trabajó el escultor renacentista valenciano Damià Forment, del que se exhibe una Epifanía . El Ayuntamiento de Lleida ha cedido temporalmente el cuadro Socorro de la plaza de Lleida , guardado en el Palau de la Paeria. Se trata de una copia del óleo de Pieter Snayers sobre el asedio de Santa Cecilia durante la guerra de los Segadores.

Te pueden
interesar
...

970x250_appec2021